Los tipos de empresas o sociedades mercantiles

En otros países existen muchos tipos de sociedades con diferentes carácteristicas. Algunas de estas sociedades son, sociedad en nombre colectivo, sociedad en comandita simple, sociedad de responsabilidad limitada, sociedad anónima, sociedad por acciones simplificada, etc. En México, por ejemplo existen 7 diferentes tipos de sociedades.

En Honduras, sin embargo, solo hay dos tipos de sociedades vigentes y son la Sociedad de Responsabilidad Limitada o S. de R.L. y la Sociedad Anónima de Capital Variable o S.A. de C.V.

Los 5 tipos de empresas originales

Según el Código de Comercio de Honduras, para poder participar en el sector empresarial como miembro activo, se debe formar parte de una Sociedad Mercantil o empresa. 

Hace muchos años, existían cinco tipos de Sociedades Mercantiles en Honduras, que eran:

  • Sociedad Colectiva
  • Sociedad en Comandita Simple
  • Sociedad en Comandita por Acciones
  • Sociedad de Responsabilidad Limitada
  • Sociedad Anónima

Hoy en día, solo existen dos tipos de sociedades y son los que se mecnionan arriba. Los tres primeros tipos han quedado obsoletos y por consiguiente, han caído en desuso.

La S. de R.L. contra la S.A. de C.V.

Sociedad de Responsabilidad Limitada

Según el artículo 66 del código de comercio, La Sociedad de Responsabilidad Limitada o S. de R.L. es:

«la que existe bajo una razón social o bajo una denominación y cuyos socios sólo están obligados al pago de sus aportaciones, sin que las partes sociales, que nunca estarán representadas por títulos valores, puedan cederse sino en los casos con los requisitos que establece el presente Código.»

Así como lo menciona el nombre, una de las características más importantes de una sociedad de responsabilidad limitada es que aquí los socios no responden personalmente por las deudas incurridas por la empresa. En otras palabras, si hubiese un problema con el funcionamiento de la empresa, el patrimonio personal de los socios no debe verse comprometido por deudas de la misma. Cabe recalcar que es por esto que las empresas de este tipo son las más comunes para la pequeña y mediana empresa. El capital inicial mínimo para la creación de una S. de R.L. es de 5,000 lempiras.

También es importante mencionar que debido al proceso formal que es requisito para la transferencia de interés en la S. de R.L., y debido también al límite de 25 socios, este tipo de sociedad ha caído en desuso para las empresas grandes. Ahora es más común la creación de Sociedades Anónimas.

Si necesitas más información acerca de las Sociedades de Responsabilidad Limitada, puedes consultar  el cápitulo IV (artículos 66-89) del código de comercio. Puedes consultar el código de comercio aquí.

Sociedad Anónima de Capital Variable

Según el cógido de comercio, una Sociedad Anónima de Capital Variable es:

«aquella que existe bajo una denominación; y tiene un capital fundacional dividido en acciones, cuyos socios imitan su responsabilidad al pago de las que hubieren suscrito»

Este tipo de sociedad es el más claro ejemplo del capitalismo en el mundo empresarial y económico. Es probablemente la sociedad representativa de la inversión ya que en vez de partes sociales como la S. de R.L., las sociedades anónimas están compuestas por acciones. Para ser cotizada en la bosla de valores en otros países (en Honduras no aplica) por ejemplo, una sociedad debe poder vender acciones. En otras palabras, estas acciones permiten recaudar pequeñas cantidades de capital a cambio de participación en la empresa y de esta manera tener muchos socios. El capital inicial mínimo para este tipo de sociedades en Honduras es de 25,000 lempiras.

Este tipo de sociedad es mucho más compleja. Por esta razón, el cápitulo V que hace referencia a las sociedades anónimas comprende desde el artículo 90 al 589 del código de comercio.

¿Qué son las acciones de una empresa?

Las acciones de una sociedad anónima son como pequeñas piezas que representan una parte de una empresa o, mejor dicho, del capital social de una empresa. Dicho de otra manera, pueden ser imaginadas como unidades para medir la cantidad de una empresa que le corresponde a un socio. Por ejemplo, si una empresa está valorada en 250,000 lempiras y esta tiene 100 acciones, cada acción tendrá un valor de 2,500 lempiras. Por consiguiente, si Andrés es socio de esta empresa y tiene el 25% o 25 acciones y quisiera vender su parte de la empresa, le corresponderían 62,500 lempiras (el 25% de 250,000).

Estas acciones se otorgan a través de títulos valores (papeles con valor económico) que le dan el estatus de socio a quien sea dueño de dichos papeles.

En las sociedades anónimas, estas aciones tienen un valor por múltiplos de 100 lempiras y su compra y venta se debe hacer mediante un notario (un abogado autorizado por el estado para tener ciertas facultades diferentes a las de un abogado normal).

Lee nuestros otros posts

Descubre nuestras propiedades destacadas

Comparar listados

Comparar